Cubiertas captadores solares térmicos

  • cubiertas captadores solares

Project Info

Cubiertas captadores solares térmicos

INEL S.L. ofrece soluciones para la mejor eficiencia y durabilidad de los sistemas solares solucionando definitivamente los problemas por sobrecalentamiento de los captadores solares térmicos, en los momentos que la producción y el consumo son totalmente distintos.

Los consumidores invierten su dinero en sistemas eficientes que les devuelvan la inversión realizada realizada en forma de ahorros con sistemas convencionales de calefacción y ACS.

La capacidad que tengamos de mejorar los sistemas que se instalan y transmitir a la sociedad que su inversión son rentables, podremos empezar a pensar en que la energía solar térmica sea una realidad palpable.

EJEMPLO:

Esta gráfica reproduce una situación real a principios del mes de mayo del 2011, en los que las variaciones de temperatura en un sistema de tubos de vacío para calefacción y ACS. En apenas una semana, se pordujo una situacion puntual en la que la temperatura ambiente del domingo llegó a los 31ºC con una situación de calma total. Los propietarios no se encontraban en su domicilio y el sistema se accionó en el momento que la temperatura del acumulador alcanzó los 75ºC. A partir de este momento las bombas recircularon sin conseguir parar la captación.

grafica-cubiertas

La misma situación se produjo a mediados del mismo mes y el sistema de cubierta automática limitó la temperatura de los captadores, permitiendo un funcionamiento idóneo de la instalación.

esquema-cubierta

A diferencia de los aerótermos o difusores, las cubiertas no enfrían un exceso captado, si no que evita que se sobrepasen determinados rangos de temperatura que no benefician a los sistemas térmicos solares y reducen la vida útil de los sistemas de producción solar.

Tanto en sistemas forzados como inerciales, el control de captación es indispensable. Se reducen las averías y evitan deterioros en los sistemas complementarios, ya sean válvulas, erosión acelerada de acumuladores o perdidas de presurización.
Los costes de mantenimiento por sobrecalentamiento, amortizan la cubierta en cuestión de tres o cuatro años.

La vida operativa de la cubierta se estima en más de 20 años. El mantenimiento es prácticamente nulo. Es automático y su funcionamiento puede estar regulado por diferentes sistemas.
Una de las ventajas añadidas es la posibilidad de calcular las instalaciones solares térmicas, en función de su máxima producción en épocas invernales sin los problemas de los excesos en las estivales.

La cubierta se puede instalar en captadores de cualquier tamaño y marca. Tanto en instalaciones nuevas o ya en funcionamiento. Los tiempos de apertura y cierre se realizan en unos 50 segundos de media. Su estructura sólida y con un material textil de los más resistentes del mercado, capaz de aguantar granizadas intensas.

Para instalaciones de gran consumo temporal (hoteles, piscinas cubiertas, lavaderos, industrias embotelladoras, cárnicas, etc…) aseguran la producción óptima en función del almacenaje de la demanda previsible evitando tener en funcionamiento diferentes aerótermos. La cubierta puede funcionar autónomamente, con el kit de producción solar fv, que le confiere autonomía propia frente a cortes esporádicos de luz.

(Visited 48 times, 1 visits today)