Actualidad

Instalaciones en viviendas

Instalaciones en viviendas: cómo convertir tu casa en un hogar inteligente

Muchos usuarios desconocen el casi infinito abanico de posibilidades de las instalaciones en viviendas. No se trata de que un inmueble esté correctamente conectado, todo funcione sin problemas y la iluminación sea adecuada para vivir, que también, sino de hasta qué punto con los sistemas adecuados es posible convertir una casa corriente en un hogar inteligente. Hacer que una construcción como otra cualquiera sea un espacio automatizado que proporcione unos niveles de bienestar superiores a la media a sus ocupantes.

Las instalaciones en viviendas, más allá de las instalaciones de media y baja tensión necesarias para poder conectarse a la red eléctrica, así como el montaje de los cuadros eléctricos de protecciones y distribuciones, pueden servir para alcanzar un nuevo nivel al que pocos usuarios están habituados.

La domótica, actualmente, nos permite controlar todos los parámetros y elementos que tienen lugar dentro de una vivienda:

  • Temperatura ambiente.
  • Sistemas de vigilancia.
  • Música.
  • Ahorro energético.
  • Accesibilidad.
  • Mantenimiento.
  • Iluminación, persianas, puertas y ventanas.

¿Cómo se consigue esto? Básicamente, realizando instalaciones en viviendas que las conviertan poco menos que en grandes ordenadores de control. En Inel tenemos desarrolladas pasarelas para la integración de sistemas de control de fabricantes que, con sus distintos software, permiten no solo acceder a toda la información, sino controlarla incluso a distancia, desde cualquier ordenador, tablet o dispositivo móvil con conexión a internet.

Con este tipo de instalaciones domóticas, además de poder controlar cualquier parámetro y aumentar en comodidad y tranquilidad, los ocupantes de una vivienda pueden ganar en eficiencia energética. Poder programar la calefacción, por ejemplo, implica que pueda aumentar progresivamente la temperatura del hogar hasta encontrar el punto adecuado, y no tener que ponerla a gran potencia, lo que aumentaría el consumo.

En estos tiempos, con usuarios cada vez más exigentes respecto a los productos y servicios que consumen, y con unos hábitos completamente digitalizados, poder controlar lo que ocurre en la vivienda desde el sofá con un teléfono móvil, desde la oficina o desde la otra punta del mundo no es únicamente un aumento en la comodidad, sino también en la tranquilidad y seguridad.

¿Te interesan las instalaciones en viviendas? En Inel somos expertos en domótica y sistemas de control. Contacta con nosotros.