Actualidad

INEL, 30 años ofreciendo las mejores soluciones*

*Artículo publicado en el periódico LOCLAR

La empresa ontinyentina está de aniversario. Cumple tres décadas de actividad en el sector eléctrico, fruto de esfuerzos compartidos entre todo el equipo, objetivos alcanzados y la sana ambición de seguir creciendo.

Corría el año 1987 cuando en Ontinyent se incorporó una nueva empresa al sector eléctrico. INEL nacía como una empresa familiar capitaneada por los hermanos Sergio, Toni y Fernando Pomar Montahud, junto a sus compañeros y socios Manuel Vizcaíno y Rafa Gandía.

Pese al paso de los años, no ha perdido su identidad siguiendo la valiosa e importante virtud de no olvidar nunca sus orígenes, según explica Fernando Pomar, actual gerente. Hicieron suya aquella frase de Albert Einstein que decía que la fuerza más poderosa, por encima del vapor, la electricidad y la energía atómica, es la voluntad. Esto, unido a la perseverancia, hacen de INEL una empresa diferente al resto.

El know-how (el cómo hacerlo) ha prevalecido siempre sobre el ‘hacerlo’ sin más, y es que esta empresa siempre ha tenido el afán por hacer las cosas bien hechas, y por intentar dar la máxima calidad y mejor solución al cliente, en aras de mejorar su calidad de vida. Esto es lo que la ha mantenido líder en el sector. Y todo ello siempre respetando los valores de la eficiencia energética y el cuidado al medio ambiente.

El factor humano

Mantenerse al pie del cañón y seguir creciendo al abrigo de estos años de crisis ha sido todo “un logro”, según comentan. Se sienten orgullosos de haber superado esta prueba de fuego, y más todavía de haber podido ser el apoyo a las cerca de 30 familias que forman la plantilla de INEL.

El factor humano ha estado siempre en su centro y han sido objetivos de la entidad la conciliación familiar y la formación continua de sus empleados, para estar a la vanguardia de la tecnología. “Han sido años de aprendizaje mutuo, de tú a tú, y de dirigir un grupo humano en el que la excelencia ha marcado siempre su trabajo diario”, explican.

INEL ha intentado siempre hacer partícipe en sus logros a sus trabajadores, y la importancia que le ha dado a la formación ha ido más allá de lo interno. En 2016, INEL formó parte de Compenses, un programa de concienciación medioambiental del Ayuntamiento de Ontinyent e Innovall, a través del cual impartieron charlas a alumnos de secundaria en Ontinyent y Alcoy, sobre eficiencia energética, energías renovables y vehículos eléctricos, sectores por los que apuesta fuerte.

Simbiosis

INEL es desde 1987 una empresa volcada en dar un servicio integral en el campo de las instalaciones y la eficiencia energética, realizando proyectos tales como instalaciones eléctricas, domótica, equipamientos en piscinas, calefacción, telecomunicaciones, detección de incendios, control de presencia, automatización industrial, control de producción, inspecciones técnicas y energías renovables, entre otros.

Con el objetivo de completarse y aportarse valor mutuamente, INEL apuesta por la ‘simbiosis’, o lo que es lo mismo ‘la relación estrecha entre organismos de distintas especies’. “Es para nosotros muy importante estar integrado en redes empresariales y tecnológicas para optimizar nuestra política de mejora de productos y servicios de vanguardia”, destacan.

La labor de mecenazgo

La responsabilidad corporativa de INEL surge con el compromiso de retornar al entorno social que le ha visto nacer algún beneficio. La implicación cultural forma parte de la singularidad de esta empresa. Durante estos años ha colaborando para promover obras de artistas de Ontinyent y la Vall d’Albaida. Desde hace años, el hall del edificio de la avenida del Tèxtil se convirtió en una pequeña sala de exposiciones. Otra iniciativa que va asociada a la marca, desde la década de los 90, es el calendario de imágenes, una cita inexcusable cada año con fotografías con fotografías de diversos autores y profesionales, siendo la encargada para este aniversario la Associació Fotogràfica Ontinyent (AFO).

También a través de la edición de libros, CD’s, etc., y con el apoyo a diversas asociaciones sociales, culturales y deportivas de nuestro entorno. Y en los últimos años INEL ha incorporado nueva actividad dentro de su Responsabilidad Social Corporativa con el patrocinio de la Valencia Brass Band, compuesta de 30 músicos profesionales, de diferentes puntos de la Comunidad Valenciana, dirigidos por Enrique Alborch Tarrasó.

El futuro

En estos últimos 5 años, INEL ha empezado su proceso de internacionalización y ha llegado a países como Colombia, donde ha trabajado en proyectos relacionados con la energía renovable, así como otros proyectos en automatización industrial en países como EEUU, México, Rusia, Polonia, Marruecos o Irán.

En este sentido, desde INEL apuestan por un nuevo modelo energético, donde las energías renovables y la movilidad eléctrica sean los ejes para alcanzar objetivos medioambientales y procesos más sostenibles con los que dejar a las nuevas generaciones un mejor planeta donde vivir. El propósito de la empresa es consolidar y seguir creciendo en mercados nacionales e internacionales ofreciendo a sus clientes las mejores soluciones tecnológicas.