Actualidad

Domótica al alcance de todos

La automatización de viviendas y edificios es hoy en día una realidad al alcance de todos, gracias a la evolución de las comunicaciones y la estandarización de los sistemas de control es posible automatizar una vivienda a un coste inferior al de hace unos años.

Cuando hablamos de automatizar una vivienda o edificio, hablamos de domótica, ¿y qué es la domótica? Pues bien, se viene a denominar domótica a un conjunto de sistemas, que comunicados o no entre si son capaces de automatizar una vivienda. Y alguien se preguntara, ¿y qué es automatizar una vivienda? Automatizar una vivienda consiste en aportar, a la misma, servicios para poder ahorrar energía y agua por un lado y por otro aportar seguridad, bienestar y comunicación, con la vivienda, a sus usuarios.

Para poder explicar que son todos estos términos, vamos a ver cómo podría ser un día de nuestras vidas en una vivienda con una instalación domótica y como vamos a ahorrar energía y mejorar nuestro bienestar.

Empezaremos por la mañana. La persiana de nuestra habitación se abrirá hasta la mitad, para dejar pasar la luz y anunciarnos que es hora de levantarse. Al mismo tiempo una pequeña bomba re circulara el agua fría existente en la tubería de agua caliente para que cuando vayamos al baño y abramos el grifo de agua caliente, esta salga de inmediato y no tengamos que esperar a que salga toda el agua fría antes de salir la caliente, esto supone un ahorro en el consumo del agua.

Vamos a la cocina donde la persiana ya esta abierta, en una pantalla, que tenemos en la pared, podemos consultar si llueve, la temperatura y velocidad del viendo actual.

Salimos de casa y conectamos la alarma de intrusión, automáticamente al cabo de un tiempo el sistema domótico de la vivienda pasa a modo ausencia. En este estado se cambian las consignas de temperatura de los termostatos de las habitaciones, se apagan todas las luces y desconectan los enchufes para evitar el consumo en standby de los televisores y demás electrodomésticos, así estamos ahorrando energía tanto en el sistema de calefacción como en el
alumbrado.

A media mañana empieza a llover y las persianas las hemos dejado abiertas, pero esto no es un problema ya que desde nuestra aplicación de móvil cerramos todas las persianas y evitamos que los cristales se ensucien. Además si veo que llueve mucho podre anular el riego durante unos días.

Alguien llama al videoportero de nuestra vivienda, pero no hay nadie, la llamada del interfono pasa de forma automática a nuestro teléfono móvil, desde el que podemos contestar, ver quién es y abrir la puerta, desconectando previamente la alarma de intrusión exterior también desde nuestro móvil.

Cuando regresamos a casa y desconectamos la alarma de intrusión el sistema domótico de la vivienda pasa a modo confort, las consignas de temperatura son las que nosotros hemos programado y las luces y enchufes funcionan de nuevo, todo ello sin tener que hacer nada, es más, dispondremos de un pulsador en la entrada de la casa desde el cual podremos abrir o cerrar todas las persianas de la vivienda. Y cuando estamos en la terraza y llama alguien al videoportero, no es necesario entrar en casa, desde nuestro teléfono móvil o tablet podemos contestar, ver quién es y abrir la puerta de la parcela.

Esta anocheciendo y vemos como las luces se van encendiendo. Primero las de las pérgolas y un poco más tarde las luces de la parcela, también se enciende alguna lámpara de dentro de la casa que tenemos conectada en algún enchufe. Salimos a dar una vuelta alrededor de la casa y los detectores
exteriores del sistema de seguridad van encendiendo las luces exteriores durante un tiempo. Además si encendemos alguna luz de forma manual y se nos olvida apagarla, el sistema domótico se encargará de apagarla al amanecer hasta que la conectemos manualmente de nuevo, siempre que sea de noche si es de día no podremos encender las luces del exterior.

Es hora de acostarse y la domótica de la vivienda pasa a modo noche, cambiando la consigna de los termostatos durante la zona central de la noche para ahorrar energía, pero sin disminuir el confort, se apagan algunas luces exteriores y los electrodomésticos que puedan trabajar por la noche se pondrán en marcha de forma automática para utilizar la franja horaria de nuestra tarifa eléctrica más económica.

No tendremos que preocuparnos de si hay una fuga de agua o gas en la vivienda, el sistema domótico lo detectará y desconectará el suministro, enviándonos
una notificación de lo sucedido por correo electrónico.Un medidor de electricidad se encargara de ir conectando y desconectando los elementos menos críticos para poder contratar una potencia menor y abaratar nuestro recibo eléctrico.

Y esto sería un breve resumen de algunas de las cosas que la domótica puede aportar a nuestra vida diaria, ahorro, seguridad, bienestar y comunicación y no es ficción.Es una realidad al alcance de todos.

Podríamos proseguir hablando de sistemas multimedia para la gestión de nuestra música, películas, vídeos y fotos con sistemas de hilo musical wifi como Sonos, que se integran en nuestra plataforma, televisores con SmartTV o dispositivos como el AppleTV que cubrirían los sistemas multimedia de la vivienda.

EXPERIENCIA AVALADA
Tras mas de 25 años realizando instalaciones domóticas, INEL, S.L. dispone de equipos con servidor web con los que podemos conectarnos a nuestra vivienda, contestar una llamada en nuestro videoportero desde otro continente, conectar el sistema de alarma de intrusión, ver imágenes de las cámaras instaladas en nuestra parcela o cosas más simples como subir las persianas, poner en marcha la calefacción o anular el riego sin estar presentes en la vivienda.

 

  • Artículo publicado el Sábado, 10 de Octubre de 2015 en el Periòdic d’Ontinyent.
(Visited 16 times, 1 visits today)