Actualidad

consejos para ahorrar electricidad

Cinco consejos para ahorrar electricidad en invierno

La factura eléctrica, durante los meses más fríos y energéticamente exigentes, puede aumentar muy por encima de la media de gasto en otras épocas del año. Llegado este periodo, a nuestro bolsillo puede venirle muy bien seguir unos consejos para ahorrar electricidad en invierno, haciendo no solo que la factura deje de engrosarse absurdamente, sino logrando un uso más eficiente de la energía tanto a nivel personal como en todo lo relativo al hogar.

Con una ligera adaptación de pequeños hábitos bastará para notar un cambio significativo en el importe que se carga a nuestras cuentas a principios de cada mes. Todos los gestos aparentemente insignificantes, sumados uno tras otro, son lo que marca la diferencia entre una factura abultada y una cantidad razonable.

Trucos para pagar menos en la factura de la luz

Aunque hay muchos consejos para ahorrar electricidad, pueden resumirse fundamentalmente en cinco bloques. Algunos tienen que ver con nuestros hábitos diarios, pero otros pueden suponer problemas estructurales que, mientras no arreglemos, serán una rémora para la eficiencia energética de nuestro hogar.

  • Mantenimiento: Puertas que no sellen bien, ventanas que se queden un poco abiertas o neveras con puertas no del todo herméticas son vías de escape de energía que consumimos en nuestro hogar y no se conserva en él. Con una pequeña inversión para asegurarnos de que todo cierra como es debido, a la larga podremos tener facturas de la luz menos escandalosas.
  • Ventilación: Si no queremos un ambiente recargado, conviene ventilar nuestra casa. Para que no suponga una pérdida de energía, lo mejor es hacerlo por la mañana y durante no más de 10-12 minutos. Ese tiempo bastará para que la casa se ventile sin que se pierda el calor acumulado en el interior.
  • Apaga los pilotos: Es uno de los tópicos más antiguos entre los consejos para ahorrar electricidad, y lo es por algo. Aunque los nuevos dispositivos y electrodomésticos han evolucionado en este ámbito, esas luces rojas que se quedan a la vista aun cuando el televisor, la lavadora o el ordenador están apagados, consumen. Y todo suma.
  • No abuses de la calefacción: No es necesario ir en tirantes por casa. Bastará con una temperatura suave, en torno a 21 grados, y una ropa adecuada a la época. Con eso, podremos estar a gusto con la temperatura ambiente sin necesidad de disparar el gasto energético y, con él, el gasto en la factura.
  • No des por hecho que tu factura está bien: Las compañías eléctricas cometen errores. Es normal que en esta época del año paguemos más, pero debemos notificar si vemos algo excesivo. Además, conviene comparar ofertas y escoger la que económicamente más se ajuste a nuestras necesidades, pues no todas son iguales, ni mucho menos. En Inel podemos ayudarte con la eficiencia energética de tu hogar o negocio, y compañías quizá menos conocidas que las tradicionales, como Fenie Energía, ofrecen precios competitivos y tarifas económicas en la factura de la luz.

Con una buena elección de compañías y tarifas, hábitos enfocados a la eficiencia energética y una vivienda adaptada y en buenas condiciones de mantenimiento, nuestro bolsillo lo agradecerá. Y los consejos para ahorrar electricidad serán un poco menos necesarios.